Abogado Divorcio Valladolid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Pensión de alimentos

Pensión de alimentos

Tras la separación o divorcio, ambos progenitores deberán seguir haciéndose cargo de las cargas procedentes del matrimonio, y concretamente, de los hijos. Bajo esta premisa, el progenitor al que no se le ha asignado la guarda y custodia de los hijos deberá hacer frente a la pensión de alimentos. Esta misma supone una obligación.

Si la separación o divorcio se produce por el contencioso, será el Juez el que decida la prestación que tendrá que pagar el cónyuge obligado. En cambio, si el divorcio o separación se realiza de mutuo acuerdo las partes tendrán que consensuar al respecto y llegar a un acuerdo.

La pensión de alimentos debe ser coherente tanto con las posibilidades económicas del deudor como con las necesidades del hijo o hijos. Los padres deberán hacer una previsión de gastos ordinarios que concurran en los hijos, documentos que avalen que la situación económica es la dicha anteriormente y cualquier otra circunstancia que pueda ser importante para el proceso. Teniendo en cuenta todos estos factores el Juez podrá fijar una cuantía así como las actualizaciones correspondientes a la misma, que normalmente son cláusulas que se refieren al índice de precios del consumo.

Con el fin de evitar posteriores conflictos, es recomendable, fijar garantías de pago como por ejemplo la retención de la cuantía fijada como pensión de alimentos en el sueldo del progenitor deudor.

Los gastos derivados del cuidado de un hijo no son sólo los relativos a la alimentación, sino que también se tienen en cuenta otros muchos como son la educación, la sanidad, la ropa y otros conceptos relativos al bien estar de los hijos que también deben estar recogidos. Debido a que cada familia tiene características diferentes y las necesidades de los hijos son distintas también es difícil encontrar un criterio general. El objetivo final es que el menor cuyos padres se hallan en un proceso de divorcio no sufra ningún perjuicio por ello ni modificación en su vida. Por ejemplo, que no sea ve obligado a acudir a actividades extraescolares como consecuencia del divorcio o separación de sus padres.

Otro punto a tener en cuenta en la sentencia judicial en relación con la contribución económica del padre no custodio de los hijos hace referencia a los gastos extraordinarios que puedan surgir durante el cuidado de los mismos. Estos gastos son aquellos que derivan de circunstancias que eran imprevisibles en el momento en el que se determinó la cuantía a pagar. En estos casos podría ser necesario acudir al juez para que este mediase y tomase una decisión en el conflicto.

La obligación de pagar esta prestación por el progenitor deudor no finaliza en el momento en el que el hijo llega a la mayoría edad. Con carácter general, hasta que los hijos no gozan de independencia económica la obligación de hacer frente a esta prestación, no persiste.

¿Tienes Usted algún problema derivado del pago de la prestación de alimentos? ¿Su expareja no se hace cargo del régimen impuesto? ¿Quiere usted modificar la cuantía convenida en la pensión que pasa a sus hijos? Plantéenos todas sus cuestiones o necesidades y le ofreceremos las soluciones más adecuadas sobre la prestación alimenticia de sus hijos.

INFORMACIÓN Y CONSULTA ON-LINE