Abogado Divorcio Valladolid
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Separación judicial

Separación judicial

Los cónyuges de un matrimonio pueden decidir separarse, lo que supone un cese o suspensión del vínculo matrimonial. A efectos prácticos, esto implica que cese la presunción de que los miembros de ese matrimonio conviven. De forma que las partes podrán vivir separadas y a partir del momento en que se inicie la separación los bienes de un cónyuge ya no serán vinculados con los del otro.

¿Cuál es la diferencia entre el divorcio y la separación? Como hemos dicho, el vínculo matrimonial no se disuelve, se suspende. Esto imposibilita que los cónyuges vuelvan a contraer matrimonio.

Para iniciar una separación no es necesario alegar un motivo, sólo con que una de las dos partes presente la voluntad es suficiente para que se suspenda el nexo matrimonial. La separación no es un supuesto necesario para comenzar un proceso de divorcio, ambos se dan de forma autónoma.

Es posible que una pareja se separe de hecho, pero ello no supondrá efectos entre las partes de la misma. Para que el cese de la obligación de convivencia sea reconocido de forma legal y sin extinción del matrimonio, la separación ha de ser declarada de forma judicial.

Al igual que en los divorcios, las separaciones pueden seguir dos procedimientos distintos: contencioso o de mutuo acuerdo. Esto depende del acuerdo al que se haya llegado por las partes a la hora de suspender el vínculo matrimonial así como de los efectos que de ello derivarán.

Cuando las voluntades de los cónyuges coincidan, se podrá dar la separación por la vía consensuada. Los cónyuges deberán presentar junto a la demanda de separación el convenio regulador. En el contenido del mismo deberán quedar reflejadas las medidas de la custodia y guarda de los hijos en caso de haberlos, el régimen de visitas y todas las medidas que engloban lo económico al respecto de la familia. Bien sea la contribución al concepto de alimentos o el reparto y uso de la vivienda familiar.

En el caso de que las voluntades de los cónyuges no sean coincidentes el proceso de separación se llevará a cabo por lo contencioso. Esto conllevará que el Juez deberá plantear en la sentencia judicial cuales son las medidas a adoptar por las partes, dichas medidas regirán la vida familiar tras la separación.

Debido a esto, nuestros letrados le acompañarán y guiarán desde el inicio hasta el fin del proceso, le ofrecemos nuestro apoyo desde el momento en el que se interpone la demana hasta en el que se dicta sentencia.

Desde nuestro despacho de abogados le guiaremos en todo lo relacionado con la negociación con su pareja, así como de los aspectos derivados de una separación. Todo ello con idea de facilitar el proceso así como de minimizar lo máximo los perjuicios emocionales, económicos y jurídicos.

INFORMACIÓN Y CONSULTA ON-LINE